Sexting: autoimagen y autoconcepto en adolescentes

A medida en que la tecnología va apoderándose de las comunicaciones ha llevado a que las redes sociales sean el medio de comunicación más interesante para los jóvenes, esto cada día se liga al deseo natural de que los jóvenes quieran explorar su sexualidad y nace el interés repentino de jóvenes que comienzan a interesarse por el fenómeno del sexting. Autores definen el sexting de la siguiente manera: ‘ El sexting es la práctica que se dedica al envío de imágenes y vídeos de contenido sexual a través de las redes sociales y aplicaciones móviles’’ (Arjona, 2018).

Entre las razones por las cuales los jóvenes hacen sexting, mencionare las 3 más relevantes:

  1. AUTOAFIRMACIÓN. Cuando el adolescente entra a lo que es su proceso de desarrollo psicológico y busca así mismo su propia identidad necesitara autoafirmarse, definirse sexualmente y sentir que pertenece a un grupo. Lo mismo opina Patricia Herrera (1998) ‘’Por lo general cuando los adolescentes no encuentran una vía adecuada de autoafirmación tratan de buscarla en este tipo de grupo donde fácilmente la encuentran, con el reconocimiento grupal ante la imitación de sus patrones inadecuados’’.

 

  1. SEXUALIZACION PRECOZ. Según INTECO Y PANTALLAS AMIGAS (2004) ‘’ Este concepto alude a la tendencia por adelantar la adolescencia a edades cada vez más tempranas, y se manifiesta sobre todo en las niñas. El hecho de que las menores adopten conductas sexuales impropias a su edad puede comportar a riesgos a nivel psicosocial.’’ Mas sin embargo si tomamos a un país como Republica Dominicana en el cual la sexualizacion precoz de las niñas se da tanto en clases bajas como en las altas, vemos que en las clases bajas se utiliza esto para explotarlas sexualmente o simplemente porque sus madres no pueden (monetariamente o conductualmente) con ellas.

  

  1. BAJA AUTOESTIMA. Según la psicóloga Magdalena Turcios (2011), “la mayoría de jóvenes que participan en el “sexting” no tienen mucho amor propio.  Si analizamos porque se da tanto el envío de imágenes y videos provocativos entre ellos, observamos que hay mucha carencia afectiva y baja autoestima”.  En mi opinión, la baja autoestima puede ser el factor que sea más vulnerable ya que una persona con esta condición puede dejarse calentar los oídos muy fácilmente y encontrara regocijo en la primera persona que la haga sentir bien, aunque sea haciendo lo mal hecho.

 

Una vez hemos entendido que quienes practican sexting son víctimas, entonces podemos entender el riesgo que esto conlleva para la identidad que lo representa. El primer riesgo es la difamación, que según Ramón Gómez Serna (1959) “Exceso de fama: difamación.” Y efectivamente una persona a que es difamada se debe a una fama ya establecida por una acción o conducta, en este caso puede ser el video o fotografía que este haya enviado. Luego está el grooming, que Webster et al. (2010) definen el “online grooming” como sigue: “El proceso por el que un individuo se hace amigo de un joven (de 17 años o menos) para tener un contacto sexual online, a veces con la participación de webcams que permiten compartir la explotación con otros abusadores de menores, y que puede extenderse a un encuentro físico para cometer un abuso o agresión sexual”.

 

Y el más fuerte para muchos adolescentes: el ciberbullying puede ser definido como un patrón de conducta en donde se escoge a un individuo como blanco de una agresión sistemática por parte de una o más personas. Según autores “La víctima, generalmente, tiene menos poder que los agresores” (Baron y Byrne, 2005). Es por eso que en el ciberbullying se da la situación de que cuando se produce la burla esta puede ser compartida no solo entre amigos cercanos, sino en el mundo entero, ya que con un solo clic podemos hacer que esto llegue a todas partes sin poder remediar (en algunos casos) o tener control sobre esta.

Tal fue el caso de Amanda Todd una joven que con 12 años tomo la decisión de hacer Webcam con un desconocido y subirse la blusa, mostrando así sus pechos y este comenzó a acosarla. Amanda no obedeció sus órdenes asi que este como venganza le envío a todos los compañeros de su comunidad tanto educativa como de su vecindad su foto sin blusa, esto trajo burlas, mas acoso, hasta que la chica no pudo soportarlo y luego de grabar un video pidiendo ayuda, se suicidó.

Es así como descubrimos que esto no es un juego, y que si conocemos de alguien que hace esta práctica no se debe señalar ni rechazar, más bien se debe hacer conciencia del riesgo que esto supone para él/ella.

Escrito por: Alexandra Ortíz

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

 –           Arjona Laura, 2018, Sexting: grado de aceptación en los adolescentes de Cataluña https://ddd.uab.cat/record/194823

 –           Herrera Patricia, 1998. Principales factores de riesgo psicológicos y sociales en el adolescente. http://scielo.sld.cu/scielo.php?pid=S0034-75311999000100006&script=sci_arttext&tlng=pt#+

 –           INTECO Y PANTALLAS AMIGAS, 2004. Guía sobre adolescencia y sexting: qué es y cómo prevenirlo http://www.sexting.es/wp-content/uploads/guia-adolescentes-y-sexting-que-es-y-como-prevenirlo-INTECO-PANTALLASAMIGAS.pdf

 –           MITCHELL, K., FINKELHOR, D. Y WOLAK, J. (2001). Risk factors for and Impact of Online Sexual Solicitation of Youth. Journal of the American Medical Association. 23(285): 3011-3014.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *