¿Por qué interpretamos las cosas como lo hacemos?

Mientras más adultos nos volvemos, siempre tendemos a escuchar del gran peso que tiene el entorno familiar con nuestra percepción, la cual se puede definir como la manera en la cual podemos darle la entrada a la información y así hacer juicios, categorías y conceptos (Oviedo, 2004).

Varios autores afirman que si se puede dar esta relación, ya que las enseñanzas que estos nos inculcan, tienden a repercutir en nuestros comportamientos, ya que nos han enseñado de qué forma debemos afrontar o entender cada una de las situaciones que se nos presentan a lo largo de la vida. ¿Qué tan cierto es esto? ¿Realmente se le debe adjudicar a la crianza?

Según los autores Boszormenyi-Nagy y Spark en el 1973, existe un fenómeno llamado lazos invisibles y este se puede describir como aquella influencia que puede ejercer uno de los miembros de la familia de forma implícita en cada uno de los individuos que pertenecen a un sistema, y si partimos de esta premisa, se puede sacar muchas conclusiones a partir de esto.

El entorno familiar es a lo que primero que estamos expuestos al momento de desarrollarnos, y, de cierta forma, tomamos en cuenta al formar nuestra identidad. Es por esto que tendemos muchas veces a seguir cometiendo errores que han estado presente a lo largo de lo que es la historia familiar, y no nos damos la oportunidad de ver los cambios favorables que podrían surgir en este entorno.

Formación de la autopercepción en el entorno familiar

Cuando se habla del desarrollo de la autopercepción, realmente hay distintos factores que influyen en esta y esto nos lo confirma Molina.M, Raimundi.M y Bugallo.L en el 2017, cuando nos dicen que el desarrollo con el círculo familiar y el tipo de crianza que nos proporcionan nuestros padres se relacionan, ya que por estos aprendemos, debido al medio en el cual nos estamos desenvolviendo, y porque son los datos que tenemos a nuestro alcance para poder ir desarrollando el concepto de lo que somos y de manera tanto objetiva como subjetiva, y tener una visión más clara de  nuestro ser.

Como se mencionó anteriormente, es importante la gran influencia de los padres para que se lleve a cabo este proceso, sin embargo es necesario destacar que uno de los padres tiene más influencia que el otro, y en este caso, sería la madre, pero sin restarle la del padre, porque este también representa un ente de gran relevancia, ya que ambos forman parte de lo que es la figura de apego para cada uno de nosotros, y no se debería dejar de lado, porque mientras más seguro tenemos nuestro apego, mejor será la manera en la cual nos desenvolvamos con los demás.

Es importante tener esto claro porque muchas veces cuando vamos formando esa autopercepción, tendemos en algunas situaciones a tener ideas incorrectas de lo que hemos desarrollado como seres humanos, que a la larga nos afectan negativamente y no podemos desarrollar un buen autoconcepto el cual se puede definir como el conjunto organizado de creencias y actitudes acerca de uno mismo (Baron.R y Byrne.D,2005) y una autoestima sana la cual es la valoración que le damos a este autoconcepto que tenemos, si tenemos ambas ideas claras podremos superar mejor las adversidades (Branden.N,1989) y tener una mejor autopercepción de nosotros mismos.

                   ¿Por qué es necesaria esta información?

Muchas veces nos preguntamos porque somos víctimas de las circunstancias que se nos presentan o por qué actuamos de cierta manera en distintas situaciones, y no nos percatamos que la razón es por el ambiente y aquellas influencias a las cuales hemos estados expuestos a lo largo de la vida, por aquellos lazos que nos atan de manera inconsciente a nuestra familia y que no nos dejan tener otra percepción de las cosas y de la misma forma influye para nosotros mismos. Muchas veces tendemos a tener el foco hacia fuera, siempre intentando cambiar las percepciones de los demás, pero, ¿qué pasaría si ponemos ese foco hacia dentro? y podemos ver cada uno de esas ideas que han sido inculcadas en nosotros y que tienden de vez en cuando a hacernos daño, es necesario enfocarnos en nosotros, poder apreciar el mundo desde un punto distinto y disfrutar cada momento.

Escrito por: Leslie Espinal Gutierrez

 

Bibliografía

Baron, R. A. B. Robert, & Byrne, D. B. Donn. (2005). Psicología social (10ª ed.). Madrid, España: Pearson Educación.

Branden, N. B. Nathaniel. (1987). ¿Cómo mejorar su autoestima? Recuperado 5 mayo, 2019, de http://incoin.edu.mx/assets/como-mejorar-su-autoestima_nathaniel-branden2.pdf

Molina, M. F. M. María, Raimundo, M. J. R. María, & Bugallo, L. B. Lucía. (2017). La percepción de los estilos de crianza y su relación con las autopercepciones de los niños de Buenos Aires: Diferencias en función del género. Revista Cientifica Javeriana, No.1, 3–12. Recuperado de https://www.redalyc.org/pdf/647/Resumenes/Resumen_64750138015_1.pdf

Oviedo, G. L. O. Leonardo. (2004b). LA DEFINICIÓN DEL CONCEPTO DE PERCEPCIÓN EN PSICOLOGÍA CON BASE EN LA TEORÍA GESTALT. Revista de Estudios Sociales, No.18, 89–96. Recuperado de https://revistas.uniandes.edu.co/doi/pdf/10.7440/res18.2004.08

 

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *