¿Nuestras mascotas entienden nuestras emociones?

Los animales pueden interpretar o no nuestro sentir ha sido una pregunta bastante investigada y llevada a cabo en el campo de la etología y la biología en sentido genérico. Especialmente con las mascotas más comunes: los gatos y perros.

Sabemos que los animales pueden manifestar sentimientos por distintos motivos: supervivencia, reproducción, habilidad social, forrajeo, juegos, etc. La gran pregunta es: ¿podrán entender la manifestación de los sentimientos de sus amos?

Escrito por: María Rincón

Gatos: comportamiento y empatía humana.

Según los resultados extraídos de la investigación llevada a cabo por Moriah Galvan y Jennifer Vonk, los gatos también leen las caras de sus amigos humanos y extraen información observándonos (El Mundo, 2017). Es decir, a pesar de que los gatos son conocidos como distantes y difíciles de entrenar, poco carismáticos y empáticos; tienen la capacidad de decodificar los gestos humanos y reaccionar ante ellos, especialmente los de su amo que escoge entre las 2 a 7 semanas de vida.

Este estudio fue llevado a cabo en la Universidad de Oakland (Rochester, Michigan), que también revela a ignorar o no dar importancia a las emociones de los extraños.

En la sociedad tendemos a subestimar a los felinos por su comportamiento independiente, sin tomar en cuenta que su forma de expresión y acción es simplemente distinta. Tampoco se toma en cuenta si la mascota se siente incómoda, deprimida, ansiosa o estresada. Los felinos tienden a ser muy sensibles ante su medio. Un simple cambio puede perturbarlo. Todo esto puede controlarse dependiendo del tipo de crianza y/o entrenamiento otorgado por el amo y las personas que lo rodean. Los gatos tienden a ser cariñosos en sus primeras épocas de vida, aunque con el tiempo suelen distanciarse. A pesar de ello, posee una gran conexión con sus cuidadores al acompañarlo en actividades rutinarias o mostrar aprecios de cariño con su lenguaje no verbal.

Un investigador húngaro Ádám Miklós descubrió que los gatos y perros reaccionan ante las emociones de los seres humanos, y destaca que las personas no perciben en su totalidad la de los gatos ya que, al compararlos, el perro termina siendo más expresivo mientras que el gato lo manifiesta de forma diferente.

Perros: comportamiento y empatía humana.

Hablando por el área canina, se conoce al perro su nivel de empatía y aprecio que puede tener ante las personas. Los Golden Retriever son conocidos por sus habilidades sociales y flexibilidad ante los cambios, dependiendo de cuales sean. Los Pugs son considerados muy sentimentales y sensibles. Lo curioso es lo que delata sus ojos grandes y expresivos que lo consideran tierno y adorable.

Realizaron un experimento en la Universidad de Porto (tomando en cuenta que el bostezo es contagioso en los mismos seres humanos) en el que se grabaron bostezos de los amos y los mezclaron con bostezos de desconocidos. Si los perros reaccionaban de igual forma con las grabaciones mixtas, no distinguían reacciones fisiológicas de los amos. Por sorpresa, la respuesta de los perros ante el estímulo del amo con menor proporción del bostezo del extraño era más intensa que aquellas que se encontraban totalmente combinadas (Despierta Terapias, 2012).

Otra investigación realizada en la Universidad Lincoln utilizó una experimentación mucho más compleja. Colocaron imágenes de personas y perros mostrando emociones negativas y positivas, en conjunto realizaron grabaciones de las mismas emociones. Al plasmar la información, mezclaban las grabaciones negativas con las imágenes positivas y viceversa con los animales homólogos y los seres humanos. La respuesta tendía a ser más intensa aquellas que concordaban correctamente imagen negativa-grabación negativa, imagen positiva-grabación positiva (La Nube de Algodón, 2016).

Como podemos observar, la respuesta del comportamiento canino ante los estímulos de sus amos es mucho más clara y expresiva que las del comportamiento felino y por ello se desconfía de la empatía de los gatos, pero, al final, ambos pueden leer nuestras emociones.

Así que no debe ser considerado como una hipótesis o una incógnita de la ciencia con tantos experimentos realizados que pueden confirmarlo. Por ello las mascotas son muy buenas herramientas terapéuticas. Ayudan a bajar los niveles de estrés y funcionan de aliento para aquellas personas que sufren de depresión. Especialmente los perros ayudan a controlar la ira, guiar a personas con discapacidad como la ceguera y el espectro autista.

Loros: comportamiento y empatía humana.

Cabe destacar que los perros y gatos suelen ser nuestras mascotas favoritas, aunque no son las únicas. Los loros, especialmente las cotorras, son bastante comunes en el continente latinoamericano tanto en hogares como en haciendas. Los loros poseen grandes habilidades para transmitir sonidos y palabras estructuradas, además del canto. Todas estas pueden logradas con mayor facilidad a través de un buen entrenamiento.

Se sabe que los loros son animales bastante inteligentes. Se dice que la inteligencia de los loros se aproxima a la de un niño de 5 años. Éstos pueden comprender su entorno e interpretarlo a su forma; sin embargo, no hay estudios aún que confirmen que los loros pueden comprender nuestro comportamiento o reaccionar a él en su totalidad (Mis Animales).

Conclusión

De una forma básica podemos entender y observar que los animales responden a los estímulos. Podemos comprender que responden a nuestros estímulos: a nuestra comunicación verbal y no verbal. Por ello es que son una compañía fundamental para la vida cotidiana. Ofrecen un amor de calidad e incondicional en el área esencial. Al poder descifrar nuestro sentir, son mejores compañeros en momentos alegres y/o difíciles.

Nuestros compañeros perfectos nunca tienen menos de cuatro patas. -Colette.

Bibliografía

    • Mis Animales. Depresión en los loros: causas, síntomas y tratamiento. Recuperado de https://misanimales.com/depresion-en-los-loros-causas-sintomas-tratamiento/

 

  • Infobae. Los gatos entienden las emociones humanas (20 de octubre del 2015). Recuperado de https://www.infobae.com/2015/10/20/1763702-los-gatos-entienden-las-emociones-humanas/
  • El Mundo. El complejo lenguaje emocional de los gatos (14 de abril del 2017). Recuperado de  http://www.elmundo.es/blogs/elmundo/yomono/2017/04/14/el-complejo-lenguaje-emocional-de-los.html

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *