Madrastras y padrastros: lo que deben saber

En algunas familias, cuando llega un adulto (pareja del padre o la madre) los niños parecen adaptarse y aceptar sin esfuerzo alguno. Pero algunas familias que se unen tras un segundo matrimonio pueden llegar a ser diferentes y chocar de mala manera, haciendo más creíbles las malévolas historias de madrastras y padrastros..

Con un padrastro o madrastra las cosas son muy diferentes, él o ella es alguien a quien el niño no está acostumbrado y lo puede sentir como un total extraño que quiere formar parte de su vida personal.

En algunas familias los niños se pueden encontrar con un padrastro o madrastra después de que uno de los padres fallece y la otra persona quiere seguir adelante conociendo otras personas, que uno de los padres haya tenido un relación fuera del matrimonio y decida al final quedarse con esa persona o una de las más comunes el divorcio.

Ya sea que el niño que esté pasando por un duelo por el fallecimiento de uno de sus padres o por la separación o el divorcio de sus padres el niño necesita tomarse su tiempo para procesar y analizar la situación que está pasando y prepararse por si viene una madrastra o un padrastro para así poder aceptarlo.

Hay cosas que algunos padrastros o madrastras que cuando llegan a la nueva familia quieren lograr o hacer muy rápido y eso puede causarle conflictos con el niño e incluso su relación con el progenitor que pueden ser:

  • Tratar de tomar el lugar del padre o la madre.
  • Castigar físicamente a los hijos.
  • Asumir una postura de autoridad.
  • Involucrarse en discusiones de la pareja con el o la ex.
  • Contrariar la autoridad paterna o materna del ex.
  • Hablar mal de la ex-pareja.
  • Presionar a la pareja o enojarse por el tiempo que comparte con los hijos.

Se puede decir que la reacción de los niños cuando se les impone adquirir una madrastra o un padrastro puede ser de total rechazo pero también depende de cómo haya sido la relación al principio. Algunos niños puede que hagan rabietas o sean directos de que no quieren a la nueva figura parental. Por eso es importante el abordaje de los hijos desde la etapa del noviazgo para que así el hijo pueda ir conociendo poco a poco al nuevo miembro.

¿Cómo se puede el niño sentir al respecto?

Cuando el niño se enfrenta la situación de que uno de sus padres muere o se divorcian, el niño puede empezar a sentirse abandonado o que ya no lo quieren por esta razón al niño se le dificulta volver a confiar en otra persona porque puede que sientan que esa persona también puede lastimarle o a su padre que este en ese momento.

Puede ocurrir que el padre o la madre del niño se sienta feliz y contento porque encontró una pareja y que no estará solo/a y que el hijo se pueda sentir bien porque tendrá o tiene un nuevo padre o madre pero al contrario el hijo puede sentir o verlo como una traición hacia su otro progenitor y pueden empezar los problemas.

Es frecuente que, ante el re matrimonio de algunos de los progenitores, el hijo pase momentos difíciles, pues además de la pérdida de la familia anterior se encuentra con conflictos de lealtad hacia sus padres por las madrastras o padrastros. El interactuar o pertenecer a más de una casa y recibir menos atención del su padre/madre biológico con quien vive y la presencia de la nueva pareja, implica situaciones nuevas que puede que no sepa manejar.

El divorcio y el re matrimonio pueden impactar de forma negativa en la asistencia al colegio y en las bajas calificaciones. Cuando es reciente la situación el hijo puede no querer ir al colegio, tener actos de rebeldía hacia el progenitor, etc.

Es importante crear nuevas relaciones en la nueva familia, se necesita mucho tiempo y cuidado ya que obligar a un hijo a que sienta alguna clase de afecto hacia la madrastra o el padrastro puede resultar imposible.

Es necesario conservar la relación que los progenitores tenían con los hijos antes de formar su nueva familia, esto facilita que los hijos puedan aceptar más fácil a la nueva pareja porque o sienten que le están quitando el amor ni el tiempo que los progenitores pasan con ellos. Un terapeuta familiar puede ayudarles en este proceso de adaptación y a manejar las dificultades que afloran.

Escrito por: Alondra Corominas

Bibliografía

https://kidshealth.org/es/parents/stepparent-esp.html

https://www.hola.com/salud/enciclopedia-salud/2010031245162/pediatria/infancia/los-ninyos-ante-sus-padrastros-y-hermanastros/

Las barreras que un padrastro o madrastra no deben cruzar

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *