¿Los niños sufren estrés?

El estrés es un fenómeno provocado por los hechos que ocurren en el entorno, este fenómeno dependerá de cómo se manejen las situaciones. El estrés es adquirido por cualquier persona y ataca de manera positiva o negativa. Los niños cuentan con menos recursos emocionales para manejar el estrés.

Existen distintos tipos de estrés, tales como:

  • Agudo
  • Crónico.
  • Agudo episódico.
  • Positivo
  • Negativo

Según el Instituto Canadiense de Estrés estudiaron a una gran cantidad de personas con distrés, con las que pudieron concluir que existían 5 fases del estrés negativo (Corbin, 2019):

  • Fatiga física y metal.
  • Problemas interpersonales y desenganche emocional.
  • Turbulencias emocionales.
  • Dolencias físicas crónicas.
  • Enfermedades relacionadas con el estrés.

Se mostrará más adelante de manera detallada la forma en la que influye el estrés negativo en los niños, también las fases que estas conllevan. Este tema es amplio, y se tiene mucho que decir, ya que en estos el individuo muestra factores, síntomas, conductas que dan ante las respuestas del estrés, entre otros puntos.

¿Qué es el estrés infantil?

Son situaciones que le pasan al niño a nivel biológico y psicológico, que cuando pasan por momentos de estrés no saben cómo sobrellevarlos y esto causa en ellos un desequilibrio mental, y esto pasa cuando los niños cambian de ambiente y deben aprender a adaptarse ellos, aunque en un determinado tiempo esta clase se situación le generan ansiedad (dependiendo de qué tan grande o pequeño sea el cambio que debe superar).

¿Qué es el estrés negativo?

“Es, según Pose, la respuesta negativa que tenemos ante un estímulo estresor repetitivo, prolongado o intenso que puede provocar una mala adaptación y por lo tanto, problemas psicofísicos” (Gonzales 2016). Lo que tengo entendido con la definición de Pose y asociándolo al niño, es que el estrés negativo es el que influye en el niño dependiendo de qué este pasando en el entorno.

Fases del estrés negativo.

  • Fatiga física y metal.

En esta se presenta lo que es perder algo importante y se crea en el niño el cansancio, desmotivación y aburrimiento para hacer cosas.

  • Problemas interpersonales y desenganche emocional.

El niño prefiere quedarse solo a tener que pasar un tiempo junto a su familia o amigos.

  • Turbulencias emocionales.

El niño empieza a tener problemas emocionalmente y duda de sí mismo.

  • Dolencias físicas crónicas.

Al niño le empiezan a dar dolores de cabeza o en alguna parte del cuerpo, por la situación de estrés tan grande por la que está pasando.

  • Enfermedades relacionadas con el estrés.

El niño tiende a ponerse débil en cuanto al sistema inmunológico, le da resfriado y gripe.

Momentos en que los niños sienten estrés.

Hay distintos tipos de contextos en los que afectan al niño y le provocan estrés, tales como en la:

  • Familia: cuando hay discusiones entre los padres, cuando muere algún familiar o nace algún integrante a la familia.
  • Escuela: Cuando al niño lo cambian de colegio, no se siente cómodo con los compañeros y saca malas calificaciones.
  • Salud: Cuando el niño siente fiebre o gripe.

Respuestas Emocionales y Sociales.

Explicando de manera general este tema, los niños dependiendo su categoría es que darán ciertas respuestas:

  • Niños que responden con impulsividad, y esto se refiere a que serán el punto de molestia para sus compañeros, ya que querrán ser los mejores en todo.
  • Niños que responden de manera reprimida, tienden a estar tristes y sienten desconfianza de todo lo que les rodea y más cuando es un ambiente nuevo.
  • Niños que responden con dependencia, son los que confían en ellos mismos, no aceptan criticas de nadie y prefieren estar a un lado.

Conductas que representan estas respuestas.

Los niños en estas situaciones lo que hacen y prefieren es poder estar solos, se molestan, no tienen ganas de participar en actividades, no muestran lo que sienten (cuando se trata de reír o sonreír por algo), se mueven demasiado, están en contra de los pensamientos/actitudes/decisiones de los demás y están tristes.

Síntomas del estrés.

  • Asma
  • Insomnio
  • Pesadillas
  • Pérdida del sentido del humor.
  • Vómitos.

 Recomendaciones para que los padres puedan ayudar en estas situaciones de estrés en el niño.

  • Debe darle un tiempo de mínimo 4 horas al día.
  • Antes de cambiar de ambiente hable con el niño de cómo será el nuevo lugar.
  • Cuando el niño quiera ver la TV, póngale programas que sean educativos y que no muestren agresividad.
  • Hacer cosas que le provoquen al niño ofrecerle confianza, ya sea teniendo una conversación de los amigos y de las cosas que le gusta/gustaría hacer en el día.
  • Ayúdele en la tarea cuando el niño necesite de su ayuda y sienta que no puede solo.
  • Inscríbalo en deportes (fútbol, basquetbol…).
  • Salga con el niño a explorar nuevos lugares (para que así se sienta relacionado con otros lugares).
  • Si le impide dormir o alimentarse bien, es muy intenso, o lleva mucho tiempo con estrés, recomendamos una terapia familiar, terapia infantil, terapia de juego, entre otros.

Escrito por: Onaney Yael Pérez Gil.

 

Bibliografía:

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *