Las comidas apetitosas son adictivas

Por: Eunice Zatén

En algún momento de nuestras vidas todos hemos pasado por ese momento en que sentimos como si fuésemos adictos a esa comida que tanto nos gusta, y no quisiéramos parar de comerla. Y nos preguntamos a nosotros mismos ¿Será ansiedad?

Estudios han demostrado  que cuando algunas personas consumen alimentos apetitosos, esto produce en su cerebro la misma sensación de placer como si hubiesen consumido drogas, dando lugar a la etiqueta de comidas adictivas. Esto se debe a la gratificación inmediata.

Estos alimentos son característicos por contener, azúcar, sal, grasas o harina. La razón por la cual esos alimentos nos hacen sentir como si hubiésemos consumido alguna droga es porque al ser altamente apetitosos desencadenan en nuestro cerebro sensación de placer  y nos sentimos bien al comerlos.

Una vez la persona experimenta placer al probar o realizar algo, crea una necesidad la cual sentirá satisfacción al repetir la acción. Pues ya se generan expectativas de volver a sentir placer al comer ese alimento.

Al mostrarse signos de adicción llega un momento donde la misma cantidad no le satisface y se ve impulsado a comer mas seguidamente el alimento y en mayor cantidad. Esto ocurre cuando la persona consume ese producto para aliviar la ansiedad de querer comerla o de algún otro estresor. Al consumirla, temporalmente sentirá placer y calma, pero luego regresará la ansiedad y, por ende, el deseo de comerla otra vez.

Pero el hecho es que todas las adicciones tienen malas consecuencias, en el caso de la adicción a la comida es la obesidad, y lo peor es que las personas que desarrollan una adicción a la comida siguen comiendo en exceso aunque vean las consecuencias negativas.

Ahora es momento de detenerte y pensar, ¿Estoy creando alguna adicción a mi comida favorita o solo la disfruto?

 

Referencia:

http://www.familiaslatinas.com/

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *