La Preocupación de las Madres

Por: Nicole Troncoso

Cuando un niño o niña llega a consulta, la mayor parte de las veces son las madres quienes más se preocupan por la situación por la que atraviesa su hijo o hija y son quienes suelen buscar la ayuda que necesitan. He notado que los padres también desean que sus hijos estén bien; sin embargo, suelen estar muy calmados y ver la dificultad como algo pequeño o que se resolverá solo. Las madres pueden detectar la urgencia y la importancia de lo que le está ocurriendo a su hijo o hija y buscan una solución.

Una investigación realizada con padres de niños recién nacidos encontró que las madres mostraron más reacciones de preocupación, llanto, desaliento y dificultad de adaptación que los padres. También detectó que los padres suelen preocuparse más por el bienestar por su pareja en esos momentos. ¿A qué se debe esta diferencia en respuesta en madres y padres? Los investigadores explican que esto podría deberse a que la madre siente más responsabilidad por su hijo o hija. Es importante señalar que se descubrió que tanto las madres como los padres se involucran en la supervisión y el acompañamiento de su recién nacido cuando está en el hospital.

Las diferencias entre los padres y las madres en cómo afrontar las situaciones de sus hijos pueden deberse a razones evolutivas. Antes las mujeres se dedicaban a la crianza de los hijos y al cuidado de la casa mientras los hombres trabajaban fuera de casa. Mucho antes de eso, las mujeres se dedicaban a actividades cercanas al hogar como recolectar frutos y cuidar de los niños, mientras que los hombres salían de cacería. El altruismo maternal se ha ido desarrollando a lo largo de la evolución humana para que las madres se ocupen más del cuidado de los hijos que los padres. Además, las mujeres están más en contacto con sus emociones y las expresan con más facilidad que los hombres. Por lo que sus reacciones a lo que ocurre con sus hijos serán más evidentes que las de los padres y tendrán más probabilidades de tomar acción a raíz de sus preocupaciones.

En la actualidad, esto se refleja en que las madres tienden a estar más involucradas emocionalmente, físicamente, materialmente y moralmente a sus hijos e hijas adolescentes. Saben más de la vida de sus hijos y tratan de estar involucradas.  Más madres que padres creen que tienen influencia en las actividades diarias de sus hijos e hijas adolescentes; las mujeres tienden a tener más responsabilidad de sus hijos. Las madres e hijas suelen compartir más información de sus vidas entre ellas, por lo que la madre suele funcionar como el satélite de comunicación familiar transmitiendo información entre el padre y los hijos e hijas. Esto implica que la madre tiene un rol importante en la relación del padre con sus hijos.

A pesar de que las madres suelen tener más responsabilidad de sus hijos, ellas se sienten menos exitosas como madres que los padres. Aun cuando se sienten exitosas, no toman crédito por ello y se preocupan por identificar aspectos a mejorar en sus hijos. Mostrando que las madres tienen más facilidad para detectar lo que falta por mejorar que para reconocer lo que ha logrado. También es posible que las madres se sobrecarguen de responsabilidad, como compensación de otros factores, afectando su propio bienestar.

Cada vez más los padres se involucran en la crianza de sus hijos. Los padres y las madres se reparten responsabilidades y se convierten en un equipo con un objetivo común: velar por el bienestar familiar y la crianza de los hijos. Aunque cada uno viva y exprese sus emociones de manera distinta, el funcionamiento de este equipo tendrá una gran influencia en cada uno de los miembros de la familia, especialmente en los hijos.

 

Referencias

https://www.psychologytoday.com/blog/dollars-and-sex/201401/why-do-mothers-care-more-about-their-children-fathers

Brannen, J; Dodd, K; Oakley, A; Storey, P. Young people, health and family life. Open University Press, 1994. Buckingham, Philadelphia.

Nelsen, L. Father-Daughter Relationships: Contemporary Research and Issues.

Palkovitz, R; Sussman, M. Transitions to Parenthood. The Haworth Press, 1988. New York, NY.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *