Influencia de la familia en adolescentes homosexuales

Aunque no soy religiosa, en el sentido de que no voy a la iglesia periódicamente, leo la biblia o hago ayuno, creo en Dios, y conozco su palabra, pero también creo en la libertad y en que cada quien tiene derecho a hacer lo que le hace sentir bien y feliz.

Para mi trabajo, quise hablar sobre la homosexualidad ya que es un tema que ha sido de mucha polémica en la actualidad, las personas piensan que el ser homosexual es algo nuevo “una moda” tal vez, pero la verdad es que es algo que ha estado presente desde tiempos inmemoriales en nuestra historia.

 

Pero para ser más claros necesitamos saber ¿qué es la homosexualidad?

La homosexualidad ha sido considerada de diversas maneras a lo largo de la historia, dependiendo del momento social o religioso, así como de las diferencias culturales también.

Esta como tal, es conceptualmente definida por APA como “la atracción sexual que siente alguien hacia otra persona de su mismo sexo” APA, también dice que “la homosexualidad no debe considerarse como una enfermedad mental, ya que los psicólogos, psiquiatras y otros profesionales de la salud mental, concuerdan en que la homosexualidad no es un trastorno mental, ni un problema emocional”

Esta no tiene, tampoco, ningún origen biológico, ni es algún fenómeno médico-patológico, por lo tanto, no significa algún problema genético que lleve a trastornos de la identidad sexual, ya que la mayoría de los homosexuales tienen claro su sexo, de no ser así, se ubicaría dentro de otro género llamado “transexualidad”

Este concepto de homosexualidad se aplica tanto para hombres como para mujeres.

Desde el punto de vista estadístico en el informe de Kinsey la homosexualidad exclusiva y permanente a lo largo de la vida de una persona “esta se presenta de un 5-10% en hombres y de un 2-3% en las mujeres, en consecuencia a esto la mayoría de los hombres con un 56% son los que ven su vida social y familiar más afectada después de declararse abiertamente homosexual” (A. C. Kinsey, 1948-1953)

Kinsey también dice, que “es importante diferenciar entre las personas que son homosexuales de aquellas que tienen una conducta homosexual accidental (adolescencia, o por situaciones de aislamiento)”

Y en esta primera es en la que nos v

 

amos a centrar “la homosexualidad en la adolescencia”

Si bien puede tenerse cierta inclinación hacia personas del mismo sexo ya en la infancia, el proceso de la homosexualidad suele iniciarse en la adolescencia, cuando es más intenso y fácil de identificar.

Pues, como dice Pamela Rojas G. «Homosexuality and adolescence» citando al (Committee on adolescence, octubre, 1993)  “La adolescencia es una etapa en la que los jóvenes tratan constantemente de encontrarse a sí mismos, definirse, y hallar su identidad, no solo a nivel social sino también dentro del contexto sexual; el adolescente homosexual, además de tener que luchar contra el rechazo social y la homofobia, también tiene que enfrentarse a aceptarse a sí mismo”

Cabe destacar, sin embargo, que por lo menos entre los jóvenes, descartando muchas otras variables como el factor ambiente y social, se han aprendido a aceptar entre ellos, pero ¿cómo piensan aun los de generaciones pasadas acerca de la homosexualidad en la actualidad?

Según una encuesta realizada por mí a adolescentes homosexuales de una comunidad latinoamericana en Facebook, el resultado de la pregunta “cuando le dije a mis familiares que era homosexual ellos…” fue de un 38% “me entendieron y apoyaron” ante un 62% “me rechazaron y juzgaron” por lo que podemos concluir que, a la mayoría de los familiares latinoamericanos, aún no muestran una conducta comprensiva ante hijos con tendencias homosexuales.

Las causas de esto pueden ser:

  • Por la religiosidad.
  • Por “moral”
  • Por tabúes sociales o pensamientos arcaicos.

Por religiosidad

La Teología, que es el conocimiento religioso-cristiano considera que la homosexualidad es “un pecado que Dios aborrece”

Como países latinoamericanos, la mayoría de la población es cristiana, por lo tanto, utilizan lo que dice la biblia como excusa para el rechazo.

Por moral

Como bien sabemos, la moral son un conjunto de reglas y normas que establecen cómo se supone que debemos actuar e incluso pensar dentro de lo que es “socialmente correcto” para muchos aún, ser homosexual además de ser un pecado, también es una “charlatanería”

Por tabúes sociales y pensamientos arcaicos

La forma antigua de pensar que tienen algunas personas les recuerda que en tiempo anteriores habían “menos homosexuales” y que ahora hay más porque esto se ha convertido en un movimiento popular o en una moda (cuando en realidad la homosexualidad no es nada nuevo, y el hecho de que “hayan más” se debe a la reciente libertad que hay hoy en día)

Pero esto no es lo más importante del tema, sino que estas reacciones, positivas o negativas, que tengan los familiares de adolescentes homosexuales pueden ser muy significativas para ellos. Aunque…

¿Realmente es importante para los adolescentes cómo reaccionan sus familiares?

La respuesta es sí. Aunque a simple vista pueda parecer que a los jóvenes no les interesa nada de lo que sus familiares opinen de ellos y su forma de vivir, la verdad es que si lo hace. Este aparente desinterés en realidad resulta de las nuevas situaciones a las que el adolescente debe enfrentarse que lo desligan de los intereses que su familia tiene y lo llevan a buscar nuevas visiones del mundo con las que se sienta más identificado. Esto es debido a que los adolescentes son vulnerables a las influencias de los modelos sociales y a los entornos de vida que frecuentan (Máiquez, 2004)

No es que “nada les importe” en realidad es todo lo contrario, por eso se debe ser bastante delicado y cuidadoso a la hora de responder cuando un adolescente se declara homosexual, pues hay que recordar que a pesar de declarar importarle muy poco lo que sus familiares piensen, no deja de ser una prioridad para ellos lo que opinen de sí en sus casas.

Por ejemplo, en otra encuesta realizada en Facebook, los resultados de la pregunta “¿te importa lo que tus familiares piensen de ti?” fueron de un 32% “no” y un 58% “sí” lo que quiere decir que si, a la mayoría de los jóvenes sí les importa mucho lo que sus familiares opinen de ellos, por lo que obviamente las diferentes reacciones de estos traerán diferentes consecuencias.

Consecuencias de reacciones negativas:

En otra encuesta de preguntas abiertas realizada a tres personas que sufrieron rechazo familiar ante su “confesión” las respuestas a la pregunta “¿cómo te afectó la reacción negativa de tus familiares?” Fueron las siguientes:

  • Me sentí muy mal por ser rechazada por las personas en las que más confiaba.
  • Me sentí incomprendido y sobre todo más confundido.
  • Me hicieron sentir solo y como si fuera una mala persona.

Por otro lado, otra encuesta de preguntas abiertas realizada a tres personas que obtuvieron el apoyo y comprensión de sus familiares presentan las siguientes respuestas a la pregunta “¿cómo te ayudó la reacción positiva de tus familiares?”:

  • Me sentí bien, porque me entendieron y no me hicieron a un lado por mis preferencias.
  • Me ayudaron a darme cuenta de que puedo confiar en ellos y contarles todo lo que hago.
  • Fue hace algunos años y creo que entonces no estaba segura de lo que quería, pero gracias a que “no me miraron mal” y me dejaron ser, descubrí que en realidad no era lesbiana.

Analizando las respuestas, para concluir, podemos darnos cuenta de que la reacción que tomen los familiares puede ser contraproducente de ser negativa, pues el juzgarlos y rechazarlos solo logran confundir más a los jóvenes, les hace sentir aislados y que no pueden confiar en su propia familia.

Y que, si se les trata de comprender, las consecuencias pueden ser positivas, pues les ayuda a darse cuenta de que tal vez sólo sea parte de una fase propia de la etapa por la que están pasando o de ser realmente así, les hace sentir aceptados y les ayuda a ser feliz y disfrutar de su sexualidad.

Escrito por: Leidy Modesto

Referencias

  • Enciclopedia de la psicología Ed. oceano, tomo IV – 1ra ed. (1986) España; Diccionario: concepto de “homosexualidad” página 104.
  • «Sexual orientation, homosexuality and bisexuality». American Psychological Association (2013) https://www.apa.org/helpcenter/sexual-orientation
  • Enciclopedia de la psicología Ed. oceano tomo I – 1ra ed. (1986) España; capítulo 4 “la sexualidad” página 107.
  • C. Kinsey (1948) Informe Kinsey “la homosexualidad exclusiva y permanente a lo largo de la vida de una persona” recuperado de la Enciclopedia de la psicología Ed. oceano tomo IV – 1ra ed. (1986) España; Diccionario: concepto de “homosexualidad” página 104
  • (Pamela Rojas G. Noviembre, 2011) «Adolescencia y homosexualidad; nuestro rol como médicos». Medicina familiar UC. http://medicinafamiliar.uc.cl/html/articulos/065.html
  • (Erick Gómez Cobos, 2007) «Adolescencia y familia: revisión de la relación y la comunicación como factores de riesgo o protección» https://www.redalyc.org/html/802/80212387006/

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *