¿El amor realmente lo puede todo?

El amor todo lo puede

Escrito por: Mary Peña

Puedo asegurar que en algún momento todos hemos escuchado la frase que titula este artículo “El amor todo lo puede.” Es posible que la hayamos escuchado con exactitud, pero también de manera indirecta cuando vemos que alguien cercano permanece con su pareja sentimental aun cuando la relación no es conveniente para su salud física y psicológica con la excusa de que la persona, a su lado, puede cambiar.

Las personas suelen enfocarse en las parejas adultas y en la violencia que se da en el seno de estas relaciones amorosas ignorando que la violencia tiene su principio en el noviazgo adolescente (Garay, 2012).

La violencia durante el noviazgo o “Dating violence” es definida por Health Canada en 1995 como todo ataque intencional de tipo físico, psíquico o sexual de un miembro de la pareja a otro en una relación de noviazgo compuesta por jóvenes o adolescentes (Gómez, Delgado, & Hernando, 2014)

Brindar conocimiento acerca de la violencia en el noviazgo adolescente es el propósito de este artículo.

Romanticismo y sus riesgos en el noviazgo adolescente

Papalia; Wendkos y Duskin citan a los autores Bouchey y Furman en el libro “Psicología del Desarrollo” en 2004 resaltando que la pubertad es un indicador de que los adolescentes empezarán a pensar acerca de los miembros del sexo opuesto y en esa misma dirección se formarán las relaciones románticas entre los pares partiendo de sentimientos pasionales y de compromiso.

El inicio de estas relaciones románticas implica riesgos debido al contacto sexual que puede suceder en estas relaciones. Dichos riesgos pueden ser embarazos, ETS, y en ocasiones victimización sexual o sea usar estrategias con el objetivo de que la pareja se involucre en algún tipo de actividad sexual. Según CDC en 2006 casi uno de cada 11 estudiantes de nivel medio superior en Estados Unidos se ven sujetos a la violencia en citas cada año (Papalia, Wendkos, & Duskin, 2004)

Factores asociados a la violencia en el noviazgo adolescente

Existen diversos factores que contribuyen y en algunos casos son la base para que se produzca la violencia en el noviazgo adolescente, estos son:

Aceptación y justificación de la violencia: Según Rey Anacona en 2009 los estudios demuestran que la probabilidad de ejecutar actos de maltrato hacia la pareja se incrementa cuando la víctima y el victimario aceptan el ejercicio como algo normal o natural.

Roles de género: La violencia masculina se favorece de creencias y actitudes tradicionales de género y la violencia femenina se debe a la búsqueda de mayor equidad pues los varones son infieles y desapegados emocionalmente (Rey Anacona, 2009)

Exposición a violencia y victimización en la familia de origen: Se ha observado que tanto las víctimas como los victimarios de una pareja sentimental presenciaron o fueron objeto de violencia en la familia de origen (Rey Anacona, 2009)

Experiencias de violencia previas: Si un adolescente previamente fue víctima de violencia por parte de su pareja se hace evidente que podría serlo posteriormente (Rey Anacona, 2009).

Es relevante que el consumo de alcohol y otras drogas son facilitadores en las agresiones y episodios violentos en contra de la pareja, así como también un apego inseguro que se caracteriza por la ansiedad y la evitación puede ser un detonante para comportamientos agresivos o violentos (Garay, 2012).

Relación entre estilos de amor y violencia en el noviazgo adolescente.

En nuestro entorno podemos ver como el amor se manifiesta de distintas maneras y para explicar esto se han planteado diferentes estilos de amor los cuales son el Eros- amor romántico; Storge-compromiso; Ludus-aventurero; Pragma- racional; Ágape-protector y por último Manía- posesivo (León., 2015)

Si vemos estos estilos de amor el primero que relacionaríamos con la violencia en el noviazgo adolescente sería el estilo de amor Manía pues este es posesivo y se puede evidenciar en un individuo celoso y dependiente pero no siempre es así.

En las películas, series, novelas, poemas, canciones y demás podemos ver la idea de un romance que todo lo acepta por amor, hablándose de los estilos de amor nos referimos al Eros. Es poco probable que relacionemos este estilo de amor con la violencia sin embargo los jóvenes que adopten esta creencia de que “todo se acepta por amor” están en riesgo de permanecer en relaciones asfixiantes (León., 2015).

Por otra parte, aquel sujeto que posea el estilo de amor Manía es propenso a ejercer sobre la persona su propia voluntad, pues cree que la misma le pertenece.

Esto nos demuestra que no siempre el estilo de amor que se tenga es favorable.

Señales de violencia en un noviazgo adolescente

Tanto las chicas como los chicos pueden evidenciar señales de violencia, estas pueden ser temperamento explosivo, celos, restarle importancia a la pareja, aislar a la pareja de familiares y amigos, hacer acusaciones falsas, sufrir cambios de humor, ser posesivo y presionar a que la pareja haga cosas en contra de su propia voluntad (Children, 2016).

Los medios de comunicación han incrementado la violencia en los noviazgos adolescentes. Pues a través de estos se envían los mensajes de textos con amenazas o se acosa a la pareja por las redes sociales (Children, 2016).

En otro artículo de Health Children en 2018 se destacan otros indicadores de una relación enfermiza como son: la falta de respeto, la pareja se siente reprimida, se siente locamente enamorada, siente celos todo el tiempo, trata de cambiar al otro, hay abuso verbal, se empuja golpea o patea a la pareja, hay presión en las relaciones sexuales, se lanzan objetos durante una discusión.

 

Es mejor una relación sana

En una relación sana los miembros se respetan, uno contribuye al bien del otro, comparten intereses comunes, pero también otros fuera de la relación y los conflictos se resuelven de forma pacífica, con respeto (Children, 2016). Si una relación amorosa no exhibe estas cualidades y en vez de esto presenta las señales de una relación enfermiza los padres deben percatarse de ello y ayudar a sus hijos a no sufrir traumas en su adolescencia.

 

Bibliografía

Children, H. (20 de Febrero de 2016). Healthy Children. Obtenido de Healthy Children: https://www.healthychildren.org/Spanish/ages-stages/teen/dating-sex/Paginas/Dating-Violence-Tips-for-Parents.aspx

Garay, R. (2012). Direccionalidad y expresión de la violencia en las relaciones de noviazgo de los jóvenes. Revista acción Psicológica, No 1.

Gómez, M., Delgado, A., & Hernando, Á. (2014). Violencia en parejas de jóvenes y adolescentes. Revista Latinoamericana de psicología, 148-159.

Healthy, C. (30 de Mayo de 2018). Healthy Children. Obtenido de Healthy Children: https://www.healthychildren.org/Spanish/ages-stages/teen/dating-sex/Paginas/Expect-Respect-Healthy-Relationships.aspx

León., A. d. (2015). Violencia en el noviazgo adolescente. Uruguay, Uruguay.

Papalia, D., Wendkos, S., & Duskin, R. (2004). Psicología del Desarrollo: De la infancia a la adolescencia. México: Mc Graw Hill.

REY ANACONA, César Armando. Prevalencia, factores de riesgo y problemáticas asociadas con la violencia en el noviazgo: una revisión de la literatura. Avances en Psicología Latinoamericana, [S.l.], v. 26, n. 2, p. 242-251, oct. 2009.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *