Como poner límites adecuados a los hijos

Por: Eunice Zatén

Cuando los niños comienzan a caminar, son muy curiosos y desean interactuar con su entorno. Sin embargo, a veces desean tocar adornos delicados o tomar objetos peligrosos y debemos poner límites. La manera más común en los padres para poner límites es mencionar la palabra NO. Como los niños están explorando su entorno, los padres terminan repitiendo a sus hijos ¨NO¨ un sinnúmero de veces al día, ignorando el hecho de que no garantiza obediencia.

El buen uso de las palabras es el secreto para poner límites adecuados, por ejemplo; por qué en vez de decirles, ¨No rompas los juguetes¨ mejor le decimos, ¨cuida tus juegos si quieres volver a jugar con ellos¨, o en vez de decirles ¨Hoy no iremos al parque¨ les decimos mejor, ¨hoy jugamos en la casa¨.

El mensaje que queremos transmitir es el de decirles que no, pero de una forma positiva. Se dirige la atención a lo que si se desea que haga.

Es muy común ver en niños que están aprendiendo hablar que él NO es la palabra más utilizada dentro de su escaso vocabulario, esto se debe a que el niño es como una esponja en el sentido de que absorbe todo lo que ocurre a su alrededor, sea positivo o negativo, y un niño lleno de NO nos dice claramente que está rodeado de prohibiciones y carece aliento.

Esto no implica decirles que SI en todo a los niños, ya que esto provocará frustración al primer NO que se les diga, pues están acostumbrado a ser consentidos en todo lo que hacen.

Al disciplinar mediante el correcto uso de la palabra, usando frases en positivo incluso cuando les negamos algo implementamos una buena manera de poner límites adecuados.

 

Referencia:

Barylko, J. (1995). Los hijos y los límites. Emecé.

Posada, J. A. C., & dos Santos Pires, J. (2001). Del castigo a la disciplina positiva: Más allá de la violencia en la educación. Amarú.

https://www.guiainfantil.com/

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *